Seleccione el tipo de búsqueda
  • Sitio
  • Web
Search

Noticias

Santos en la “cuerda floja” : Miguel Rodríguez Hortúa

Santos en la “cuerda floja” : Miguel Rodríguez Hortúa

Author: AlianzaVerde/jueves, 07 de marzo de 2013/Categories: Columnas de opinion

Rate this article:
5.0

El Presidente Santos sorprendió al país una vez se posesionó como mandatario de los colombianos, al dar pasos inesperados, como abrazarse con Chávez, cambiar la terna para elegir fiscal, destapar ollas podridas y poner punto final al “rifirrafe” con los países vecinos. Ese nuevo talante nos puso a soñar con una patria más decente y con más oportunidades. 

Restablecer las relaciones con Venezuela nos devolvió la tranquilidad que se había perdido y la confianza del área fronteriza, más las posibilidades de restituir las exportaciones, que favorecería nuestra economía interna. Así marco diferencia con su antecesor.

Cambiar la terna para elegir fiscal le dio un giro de 180 grados a las relaciones de la casa de Nariño con las altas Cortes y el poder judicial, que por efecto de las “chuzadas”, estaban en total deterioro. Destapar ollas podridas y desenmascarar a delincuentes de cuello blanco del anterior gobierno, acabaron con el “matrimonio”, Uribe, Santos.

La ola invernal que azotó al país en su primer año de gobierno y que afectó notoriamente la economía rural, más la infraestructura vial, puso a prueba la capacidad de reacción del nuevo huésped de la casa de Nariño y de su equipo de gobierno. A pesar de los altos costos económicos, sociales y políticos que el gobierno afronto, su imagen se mantuvo indemne.

El controvertido proyecto de ley, de reforma a la justicia a mediados de su mandato, hizo tambalear su imagen; pero Santos hábilmente trató de “lavarse las manos”, convocando a su mesa de unidad nacional, para que hundiera el esperpento de proyecto, junto con sus orangutanes, que pretendían legitimar la corrupción en Colombia. Sin embargo su imagen cayó del 68% al 46%.

El anuncio de los diálogos de paz entre su gobierno y las Farc, desataron una gran polémica nacional, entre quienes defendemos la solución política concertada del conflicto interno y los que le apuestan a la solución militar. Esta noticia dividió el país en dos; que se puede interpretar así: los que le apostamos a la paz al lado del Presidente Santos y los que le apuestan a la guerra, al lado del ex Presidente Uribe.

Este paso del gobierno de Santos, contó con el respaldo de la inmensa mayoría del pueblo colombiano, su imagen subió al 64% y se sostuvo hasta el 20 de enero, cuando las Farc, dieron por terminado su cese al fuego unilateral, decretado por dos meses.

Los actos violentos desatados por las Farc, a partir del 20 de enero, han disminuido notoriamente la confianza del pueblo colombiano, en lograr a corto plazo la tan anhelada paz. La imagen del Presidente descendió a menos del 40%. El paro cafetero es apenas la punta del iceberg, porque detrás, está, la quiebra económica de todo el sector agropecuario.

Si el gobierno no retira la “cortina gris” que impide ver lo que sucede en Cuba, y no sale con todo su “arsenal” político, a defender el proceso de paz, corre el riesgo de convertirse… en el nuevo rehén de las Farc. [email protected]

Print

Number of views (555)/Comments (0)

Tags:

Leave a comment

Name:
Email:
Comment:
Add comment